CERRAR
CAST EUS

Inflado con nitrógeno

El aire convencional que se utiliza normalmente para inflar los neumáticos cuenta con una desventaja natural: la humedad. Esta es la responsable de que, durante el verano, y expuestos a altas temperaturas, aumente la presión de los neumáticos. Y durante el invierno, cuando llevemos un tiempo sin usar el coche, disminuya la presión de nuevo. … Continued

El aire convencional que se utiliza normalmente para inflar los neumáticos cuenta con una desventaja natural: la humedad.

Esta es la responsable de que, durante el verano, y expuestos a altas temperaturas, aumente la presión de los neumáticos. Y durante el invierno, cuando llevemos un tiempo sin usar el coche, disminuya la presión de nuevo.

Con el inflado de los neumáticos con nitrógeno las ventajas son:

  • Mantiene la presión de los neumáticos durante más tiempo y de forma más estable.
  • No les afectan las altas temperaturas ni sus cambios bruscos.
  • Mejora el comportamiento de los neumáticos.
  • Mejora el agarre porque estabiliza las presiones.
  • Favorece al ahorro de combustible.
  • Emite menos CO2.
  • Cuida más el medio ambiente.
  • Es compatible con cualquier neumático.