Aire acondicionado

Además de ayudarnos a desempañar los cristales cuando la temperatura del interior del vehículo es muy superior a la de la carretera, el aire acondicionado ayuda a mantener una temperatura interior suave que reduzca las distracciones y el cansancio de quién está al volante.

Si bien se puede llegar a utilizar durante todo el año, es al comienzo del periodo estival y vacacional cuando más tiempo pasamos dentro del coche y mayores temperaturas se sufren en la calle.

Si tu aire acondicionado ha dejado de enfriar o no lo hace de manera adecuada se puede deber a diversos factores. El más habitual es una fuga de gas refrigerante, pero también son comunes una acumulación excesiva de residuos en el filtro del habitáculo, o un fallo eléctrico en el sistema de ventilación.

En cualquier caso, el sistema del aire acondicionado es un sistema eléctrico interno y como tal es muy sensible, por lo que se aconseja dejar su revisión y puesta en marcha en manos de profesionales.Sólo un taller experto puede dictaminar el origen del problema y darle la solución adecuada, ya que una mala solución puede agravar la avería e incrementar los costes de reparación.

01

Enciende el aire acondicionado una vez al mes durante 15 minutos

De esta manera mantendrás el sistema siempre preparado y en óptimas condiciones.

02

Chequeo anual y revisión completa cada dos años

Es recomendable realizar un pequeño chequeo anual para comprobar su correcto funcionamiento, y cada dos años realizar un revisión completa de todo el sistema.

03

Signos que un mal funcionamiento

Si detectas algún olor extraño al utilizarlo, aumenta considerablemente el consumo de carburante del vehículo o tarda en enfriarse el habitáculo, puede que el sistema no esté funcionando correctamente.

¿Necesitas realizar algún servicio en tu vehículo?

Solicita un presupuesto sin compromiso