Escobillas limpiaparabrisas

Si algo caracteriza nuestro territorio son las frecuentes, y a veces inesperadas, precipitaciones durante los 365 días al año. Hasta el más idílico día de playa puede tornarse gris.

Ante semejante panorama meteorológico se deben llevar las escobillas limpiaparabrisas siempre a punto. Son estas las que apartan el agua para permitirnos ver lo que tenemos delante y detrás mientras conducimos.

01

Cámbialas una vez al año

Las escobillas limpiaparabrisas se desgastan muy rápidamente y su efectividad se reduce notoriamente tras superar la época de lluvias.

02

Los parabrisas también se limpian

Estos se encargan de limpiar la luna de insectos, polvo, agua y suciedad. Por eso es imprescindible limpiar los parabrisas cuando estos empiezan a dejar marcas en el cristal.

¿Necesitas realizar algún servicio en tu vehículo?

Solicita un presupuesto sin compromiso