Viajar en familia

2 abril 2019

Viaje todo incluido

Ha llegado el momento de enfrentarte al volante. ¿Qué se te olvidará este año?

Recuerdas con añoranza tu primer coche, bramando por la carretera. Sostienes con nostalgia una fotografía en la que, con más pelo y unas pintas que algún día se volverán a poner de moda, posas con despreocupación y encantado/a de haberte conocido sobre el capó de tu coche. Ay, juventud, divino tesoro.

Guardas la foto junto a tus más preciados recuerdos, sacas los 70 kgs de equipaje, comida y juguetes por la puerta de casa, y se abre la del garaje. Esa furgoneta monovolumen de fabricante japonés con pegatinas de Frozen es ahora tu coche, tu medio de transporte, tu fiel compañero o compañera en la carretera.

¿Ya lo has puesto a punto?

Aquí unos imprescindibles rápidos antes de iniciar la carrera:

  • Neumáticos: check, Pastillas de freno: check, Amortiguadores: check… Por suerte, la puesta a punto de tu coche está en las mejores manos cuando confías en los 25 años de experiencia de Neumáticos Iruña.
  • Comida y bebida. Fruta pelada, frutos secos, galletas, pan, zumos con pajita y botellines de agua con pitorro.
  • Toallitas húmedas y un trapo todoterreno. Van a continuación del apartado de comida por algo. Si la “avería” no huele demasiado es mejor limpiarla al llegar al destino.
  • Botiquín. Patadas voladoras, arañazos, mordiscos. Si los asientos de atrás se convierten en un campo de batalla es recomendable estar preparado para cualquier incidencia. Tiritas, vendas y mercromina son un must del verano.

“En 2018 nos hizo un tiempo de locos”.

La temperatura ideal para el interior de tu coche se sitúa en los 23 grados. Mantén una temperatura estable y sin cambios para evitar las quejas de tus compañeros de viaje, sobre todo, las de los más pequeños. Para garantizar que funcione correctamente durante todo el viaje, se debe revisar el sistema de aire acondicionado del vehículo antes de salir, por si hace falta cargarlo o hacer alguna reparación.

Será normal que en un viaje largo crucéis diversos climas peninsulares; que rocéis algún puerto de montaña, atraveséis el desierto del Sáhara – “¡Ahora en Navarra!” – o que a alguien le de por abrir una ventana y se rompa la paz que los astros habían establecido en el interior de tu vehículo.

Se recomienda que los pasajeros de atrás puedan utilizar una manta ligera, que la tengan a mano. Son los más txikis quiénes más acusan tu manipulación térmica; un resfriado en Barcelona no es algo que se lleve muy bien cuando tienes que pasarte 2 de tus merecidos días estivales encerrado en una habitación de hotel.

En 2018, la climatología viste su camisa de fuerza. Nieve en verano, pronto será algo cotidiano. En la carretera suavidad y moderación.

San Sebastián Tudela. Stop. Tudela Teruel. Stop. Teruel Valencia. Stop.
“Ha llegado descansado a su destino”

Haz paradas frecuentes y planea tu desplazamiento en carretera con cabeza.
Antes de echarte al asfalto, apretar el acelerador y tirar millas, siéntate bien con el mapa y decide de antemano donde vas a parar a repostar combustible y azúcares.

Si no conoces bien la ruta y vas a utilizar un GPS o navegador, te aconsejamos que lo configures antes de arrancar. Además de distraerte en los cinco primeros minutos del recorrido, es muy posible que acabes llegando a donde no querías. Un despiste con el dedo en el scroll, una letra de más o una provincia completamente distinta son errores diminutos en una pantalla LED de un salpicadero, pero se transforman en kilómetros de distancia real entre tu destino y “este sitio tan raro al que hemos llegado”.

Y recuerda, debes parar cada 2 horas o 200km para estirar las piernas, beber agua y reponer fuerzas.

Es importante salir del “bucle de la carretera”: ese modo conducción que a veces te atonta durante los trayectos más largos. Las distracciones son más habituales cuando no tenemos los reflejos a punto. Intenta hacer algo distinto en cada parada: jugar un rato con un balón, hacer una sesión de yoga improvisado en un área de servicio. Recuérdale a tus manos y pies que sirven para algo más que pisar el freno o girar el volante.

Así que eso, en cuanto te sientas cansado, para.

Los pasajeros también lo agradecerán.
No sólo tú estás pendiente del volante, ellos también viajan en el coche.

Entretenimiento durante el viaje para los más pequeños

Entre las necesidades más básicas de la infancia están el divertirse, jugar, imaginar y entretenerse.

Un viaje por carretera es la ocasión perfecta para que tus hijos, ya con las pantorrillas metidas de lleno en sus vacaciones escolares, sigan aprendiendo y desarrollando conocimientos que traer de vuelta con Septiembre y la maleta.

Siempre es de gran ayuda contar con tablets, dispositivos móviles o videojuegos para que se entretengan durante parte del camino, pero aconsejamos reducir su uso a las últimas horas del trayecto cuando ya están cansados y han agotado sus energías.

Desde aquí te proponemos dos juegos aptos para toda la familia. No, no va de contar ovejas ni estaciones de servicio.

El juego de las matrículas.
Primero se ha de elegir, por turnos, dos números de 0 al 9. Ejemplo: Papá 5 y 7, Mamá 1 y 6, Ane 0 y 8, Edu 2 y 3. (Si sois más en el coche aseguraos de que cada jugador tiene al menos un número). Una vez elegidos, el juego consiste “acumular” puntos por cada matrícula terminada en dicho número. Ejemplo: “Nos adelanta un 7001, punto para Mamá”. “Adelantamos a un 0342, punto para Edu”.

Este juego es sencillo, invita a los niños a participar sin que haya una chuchería de premio y te mantiene a ti atento a la carretera.

El siguiente juego es mucho más abierto, mucho más sencillo y antiguo.
Consiste en contar cuentos de 3 palabras. Todos los jugadores pueden aportar su granito de arena y decidir cómo será la historia final.

Al comienzo se eligen 3 palabras – déjales que elijan ellos, será una buena manera de implicarles desde el principio – y a partir de estas 3 palabras, se tiene que construir una historia completa, de principio a fin, pero sin ninguna norma lógica.

Si el trayecto que pretendéis recorrer tiene alguna desviación a un entorno natural, exposición, museo, parque temático, te aconsejamos tomar la primer salida.
Las autopistas son el camino más corto a vuestro destino, pero tenemos un país lleno de cosas que ver y hacer. Y más en carretera.

Una parada de un par de horas para que los más peques descubran el trabajo de un apicultor o que tú y tu pareja volváis a ver aquel pueblo en el que acabasteis no-se-sabe-muy-bien-por-qué durante vuestra luna de miel harán que el viaje gane enteros, los más peques aprendan y vosotros también descanséis.

 

Por fin, llegamos al destino

Y por fin suena el silencio en los asientos de atrás. Miras de reojo el retrovisor y la estampa es angelical. Se han dormido, ¡qué tranquilidad!

Ahora toca bajar el volumen de la radio y de las conversaciones, intentar conducir todo lo que puedas en marchas largas para evitar la vibración de la cabina, y cruzar los dedos para que no se despierten hasta que lleguéis a vuestro destino.

 

Revisión pre-viaje

El viaje puede ser más largo o más corto, más pesado o más ligero. Pero en cualquier caso, debemos tener el vehículo a punto.
Una visita rápida al taller durante la semana previa al inicio de vuestras vacaciones puede ahorraros muchos sustos e imprevistos, y en carretera, y a 120km/h más vale haber contado con la ayuda y atención de los profesionales que tu coche y tu familia necesitan.

No vamos a intentar venderte nada. Si quieres venir a Neumáticos Iruña hazlo, estaremos encantados de atenderte y darte cita en el 948 301 130 o a través de nuestra web, pero por favor, no salgas a la carretera sin haber revisado tu coche.

Repetimos. No salgas a la carretera sin haber puesto a punto tu coche.
Cada año el asfalto se cobra la vida de miles de personas y, en muchos casos, el error no es humano sino mecánico. Una tuerca mal apretada, unas pastillas de freno desgastadas, un neumático que un técnico cualificado habría aconsejado cambiar.

Lleva tu coche al mecánico para que lo revise antes de ir de viaje. Es necesario que tu coche se encuentre en buen estado antes de iniciar un viaje, especialmente si es un viaje largo. A veces puede haber problemas con el coche que son imperceptibles. Tu mecánico de confianza se asegurará de que esté en excelente estado.